Agenda (10/nov/2014)

El 6 de septiembre de 2006, cinco cabezas fueron arrojadas en la pista de baile de un centro nocturno. Eso parece haber sido decisivo en el inicio de la guerra contra el narco tres meses después, ya con Felipe Calderón en la presidencia. No hubo, sin embargo, mayor indignación pública por el hecho, que se olvidó al grado de descalificar la reacción presidencial. Si ese hecho hubiese generado la indignación que globalmente producen las decapitaciones del Ejército Islámico, o la que produjo el bárbaro asesinato de 43 jóvenes hace pocas semanas, tal vez desde hace ocho años habríamos empezado a resolver el principal pendiente en la transformación de México. No fue así.

Leer más en El Financiero…

Indignación y Solución (30/oct/2014)

En el año 2009, Ciudad Juárez fue la ciudad más violenta del mundo, según los medios de comunicación nacionales y extranjeros. En enero de 2010, 60 jóvenes fueron atacados por criminales en la colonia Villas de Salvárcar, matando a 15 de ellos. En agosto de ese año, fue incendiado el casino Royale, en la ciudad de Monterrey, matando a 52 personas. En noviembre, dos estudiantes del Tec de Monterrey fueron muertos en esa ciudad en una balacera entre criminales y militares.

Leer más en El Financiero…

Ausencia de Estado (20/oct/2014)

La desaparición, o matanza, de estudiantes normalistas en Iguala es evidencia de la ausencia de Estado en Guerrero. Se suma a los centenares de muertos que ahora se descubren en fosas clandestinas, similares a las que existen en otra zona que no tiene Estado, Tamaulipas. Las fosas de Iguala, sin embargo, se conocen desde al menos 2013, y tal vez eso explique la rapidez con que el gobernador de Guerrero dijo que los cuerpos ahí encontrados no serían de los normalistas

Leer más en El Financiero…