Desigualdad

En los últimos 200 años, la humanidad ha sufrido una transformación espectacular. La riqueza se ha multiplicado por 80, algo que nunca antes había ocurrido. Esa gran transformación tiene su origen en un cambio en la forma de pensar que tardó siglos en consolidarse y provocar esa explosión. Ese cambio en la forma de pensar no ocurrió en todas partes, y por eso la riqueza tampoco se ha multiplicado igual en todo el planeta. Algo se derrama, y por eso el promedio mejora. Pero para acceder a la verdadera riqueza, primero va ese cambio en la forma de pensar.

Leer más en El Financiero