¿Es corrupción? (27/oct/2014)

El camino de construcción del Estado de derecho que llevaba México a fines del siglo XIX, muy parecido al que siguió Japón, terminó por la incapacidad de Porfirio Díaz de manejar su sucesión.

La Revolución cambió el rumbo, e incorporó dos actores políticos: los campesinos, abundantes pero débiles políticamente, y los obreros, apenas nacientes. Aunque los vencedores de la guerra civil rehicieron la Constitución, no parece que tuviesen intención de aplicarla. Los ganadores intentan replicar la presidencia porfirista en un arreglo político diferente, y fracasan: Obregón asesinado y Calles desterrado. Es Cárdenas quien entiende mejor y aprovecha una idea de la época, el fascismo, para construir el México del siglo XX.

Leer más en El Financiero…