¿Por qué fracasan las naciones? (El Universal, 29/mar/2012)

Daron Acemoglu es uno de los economistas más prolíficos y citados de los últimos años. En colaboración con James Robinson ha publicado algunos de los más interesantes artículos acerca del desarrollo económico, así como un libro titulado “Orígenes económicos de las dictaduras y democracias” que tiene como portada el mural de Diego de la Alameda. Única referencia a México en ese libro.

Ahora acaban de publicar otro texto: “¿Why Nations Fail?” aparecido la semana pasada, en el que inician con nosotros. Su punto de partida es la comparación de Nogales, el de Sonora y el de Arizona. Las observaciones son las que conocemos: nada más pasando la barda, todo cambia: el ingreso es más elevado, los servicios públicos son más y de mejor calidad, y ahí sígale usted.

Es un buen punto de partida para un libro que tiene como subtitulo “los orígenes del poder, la prosperidad y la pobreza”. Ahí nomás. En poco menos de medio millar de páginas, Acemoglu y Robinson hacen un muy amplio tour para demostrarnos la validez de su propuesta teórica mediante ejemplos. Es una forma totalmente distinta del otro libro que le comentaba, en el que las matemáticas se llevan la carga de la prueba. Posiblemente debido a la mala recepción de ese texto, ahora no encontrará usted una sola ecuación en el libro, ni una gráfica. Varios mapas y algunas fotografías, que complementan este esfuerzo que, sin embargo, no va más lejos en la propuesta que el anterior.

La esencia de la interpretación que Acemoglu y Robinson han construido es que las instituciones (las reglas de la sociedad) son determinantes para explicar el desempeño económico de un país. Sin embargo, estas instituciones se forman en la esfera política, de forma que se deben analizar de forma simultánea ambas áreas si se quiere entender el proceso. No es mala idea, y la han desarrollado de forma bastante amplia por ya 15 años en una multitud de artículos académicos, resumidos en “Orígenes económicos…” y ahora traducidos para lectores menos especializados en “¿Por qué fracasan…?”

En una nuez, el argumento es el siguiente: existen dos tipos esenciales de instituciones (es decir, reglas), las extractivas y las incluyentes. Las primeras son reglas que permiten a un grupo de la sociedad extraer riqueza de los demás, mientras que las segundas obligan a la inclusión de cada vez más grupos de la sociedad en la repartición de la riqueza producida. Aunque las primeras pueden promover crecimiento económico, lo harán sólo por un breve período de tiempo, agotando los recursos de la sociedad y finalmente fracasando. Las segundas, en cambio, no sólo permiten el crecimiento de forma más estable, sino que además generan un círculo virtuoso, porque al incluir a más grupos en la distribución, este crecimiento es cada vez más “igualitario”, alimentando una mayor inclusión.

Pero las instituciones extractivas no son fáciles de destruir, porque los grupos beneficiados por la extracción de riqueza harán hasta lo imposible por evitar cambios. En particular, se sentirán amenazados por la “destrucción creativa”, es decir, ese proceso que Schumpeter definió como la base del crecimiento de largo plazo. La innovación que destruye las fuentes de riqueza actual abriendo más riqueza a futuro. Puesto que cualquier cambio de ese tipo amenaza la capacidad extractiva de las élites, éstas no querrán que ocurra, y limitarán la innovación. Por eso una sociedad con instituciones extractivas no puede crecer por mucho tiempo.

El momento en el cual una sociedad puede romper con las instituciones extractivas lo llaman “coyuntura crítica”. Esos momentos históricos no necesariamente llevan a una transformación hacia instituciones incluyentes, pero pueden hacerlo. Para los últimos mil años, Acemoglu y Robinson encuentran cuatro coyunturas criticas de efecto global: la Peste (s. XIV), la apertura del Atlántico (s XV), la Revolución Industrial y la Revolución Francesa (ambas a fines del XVIII).

En las casi quinientas páginas, usted puede pasear por prácticamente todo el mundo, leyendo breves viñetas históricas que sustentan el argumento de los autores. Varias de ellas valen la pena.

Ahora lo que no es tan bueno. La definición de los conceptos es muy débil, empezando por la “coyuntura crítica” que parece definirse de forma tautológica: es cuando es. Eso complica mucho verificar la validez de la teoría, que en principio no suena mal, pero tampoco ayuda a explicar mucho, por falta de profundidad. Algo muy frecuente en las viñetas nacionales a lo largo del libro. En el caso de México, por ejemplo, no hay explicación clara de por qué el Nogales de Sonora es tan diferente del de Arizona. Unas líneas acerca de Porfirio Díaz no me parecen explicación adecuada para un fenómeno que ocurre cien años después.

Me parece que para una mejor construcción teórica acerca de la diferencia entre instituciones extractivas e incluyentes, y su desarrollo histórico, hay que leer “Los orígenes del poder político” de Fukuyama (reseñado acá el 12 de mayo de 2011). Para tener una idea más completa y sólida del proceso económico a lo largo de los últimos mil años, hay que leer “Power and Plenty” de O’Rourke y Findlay (un extraordinario libro que no le he platicado, usted disculpe). Y para una crítica de la visión institucional como motor del gran crecimiento económico que el mundo ha visto en los últimos dos siglos, vuelvo a recomendarle los dos libros de Deirdre McCloskey que hemos comentado acá, Virtudes Burguesas (28 de octubre 2010) y Dignidad Burguesa (5 de octubre de 2011).

Acemoglu y Robinson, que sin duda han aportado mucho en los últimos años, no se deciden a profundizar. Y ahí se le va a ir el Nobel al primero de ellos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: