Intereses

Como era de esperarse, la segunda parte de las reformas, su traducción en leyes, está resultando mucho más complicada que la primera, la constitucional. Y no hay que olvidar que esa primera etapa se pospuso por tres lustros, porque no había forma de que las fuerzas políticas coincidieran siquiera en mínimos. Leer más en El Financiero

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: