Tiranía de los Expertos

William Easterly es un experto en desarrollo económico que pasó 16 años trabajando en el Banco Mundial, hasta que publicó en 2001 un libro titulado En busca del crecimiento. Se trata de un extraordinario libro que ilustra cómo buena parte de lo que creemos acerca del desarrollo económico no tiene fundamento, y cómo muchos esfuerzos por ayudar acaban siendo perjudiciales. Gracias a ese libro se retiró, no en buenos términos, del Banco Mundial.

Leer más en El Financiero…

El capital en el siglo XXI, de Thomas Piketty

La aparición del libro “El capital en el siglo XXI” de Thomas Piketty en su traducción al inglés ha sido uno de los fenómenos editoriales más espectaculares que han ocurrido. No creo que haya un libro de economía que haya sido recibido así nunca, mucho menos uno que tiene 577 páginas, más notas y demás, con gráficas y algunas ecuaciones. Es decir, un libro que no es fácil de leer.

El libro fue publicado en Francia un año antes, y no tuvo allá mucho éxito. O mejor, tuvo el éxito normal de un libro de economía. Hasta que el fenómeno estadounidense provocó un renacimiento del original francés.

Thomas Piketty es un economista francés que trabajó un par de años en Estados Unidos, pero ha vivido el resto de su vida en París. Lleva cerca de 15 años trabajando en la construcción de bases de datos acerca del ingreso y la riqueza de las personas haciendo uso de registros fiscales. Esto es una gran aportación, porque las encuestas, tanto de ingreso como de riqueza, suelen menospreciar mucho la situación de los más ricos. Específicamente, el 1% más rico no suele aparecer en los datos. El trabajo de Piketty, en muchas ocasiones con A.B. Atkinson y Emmanuel Sáez, es de gran importancia.

Entre otras cosas, este trabajo le ha ido abriendo espacio en Estados Unidos porque el tema de la desigualdad ha crecido en interés, sobre todo después de la crisis de 2009, pero tiene sus raíces en un proceso iniciado en los ochenta.

En las páginas que siguen le presento mi opinión acerca del libro, junto con algunas referencias a otras reseñas que me parecen importantes. No es un texto breve, pero espero que sea útil.

Continue reading

Ni mal ni bien

El golpe de la Gran Recesión de 2009 en Estados Unidos fue duro. Apenas ahora alcanzan una producción industrial similar a la que tenían antes de la caída, en 2007. Y en empleo están todavía muy lejos de los niveles de entonces. Para nosotros, que les vendemos, también han sido malos tiempos. Menos malos, porque logramos aumentar nuestra participación en el mercado vecino, aunque sea un poco. En 2007 producíamos el equivalente a un octavo del número de autos vendidos allá. Para 2011 ya producíamos el equivalente a un quinto. En números, pasamos de 2 a 3 millones de autos producidos en México en estos siete años.

Leer más en El Financiero…

Tempus Fugit

En abril de 2008, Felipe Calderón envió al Congreso una propuesta de reforma energética. Lo que envió era insuficiente, pero acabó siendo todavía peor que eso, después de varios meses de discusiones públicas. En diciembre de 2013, Enrique Peña Nieto propuso una reforma energética más ambiciosa que la de Calderón, pero el Congreso la hizo aún mejor. Leer más en El Financiero

Energía y Equilibrios

Sigue el proceso de las reformas, ahora en esta segunda etapa, más difícil porque concreta pérdida de privilegios a diversos grupos, como lo comentamos la semana pasada. Son tan complicados los equilibrios, que se ha preferido cambiar el orden y va primero la reforma política y después las dos económicas: telecomunicaciones y energética. Leer más en El Financiero

La fuerza del Estado

Hace unas semanas le comentaba que una democracia moderna consiste en tener un Estado fuerte, limitado por la ley, y responsable frente a los ciudadanos. México no conoce eso. De nuestros 200 años de historia, los primeros 50 se nos fueron sin nada de lo anterior; el primer Estado fuerte es la República Restaurada, a partir de 1867. Pero sobre todo con Díaz en el poder, desde 1884, tuvimos un Estado fuerte, sin limitación ni responsabilidad, hasta que en 1910 perdimos lo primero por un cuarto de siglo. Leer más en El Financiero

Mejor ni le muevan

En febrero, de acuerdo con Buendía&Laredo, 40 por ciento de la población consideraba que el mayor error de Peña Nieto eran las reformas. En diciembre, en una encuesta diferente en muchos sentidos, GEA-ISA reportaba que 22 por ciento de los mexicanos consideraban alguna de las reformas como el peor error. Aunque son mediciones diferentes, hay coincidencia. Buendía&Laredo consigna que de noviembre a febrero la opinión sobre todas las reformas se hizo más negativa. Leer más en El Financiero